Archivos Mensuales: junio 2014

José Gregorio Hernández, o el insondable misterio de la vida y de la muerte

José Gregorio Hernández, o el insondable misterio escorpiano de la vida y de la muerte

José Gregorio Hernández

José Gregorio Hernández

A 150 años de su nacimiento; hoy 29 de junio, fecha de su desaparición física, y en este 2014, cuando recorren Venezuela, recogiendo testimonios de sus milagros, en la vía de su canonización.

José Gregorio Hernández, nació cuando en el año 1864, el Sol transitaba por Escorpio, el signo que evidencia la muerte y el fin, para hacer posible la regeneración y la nueva vida. El signo asociado a la sexualidad, es el que paradójicamente es capaz de trascenderla y enrumbarse, como lo hizo “el médico de los pobres” por un derrotero profundamente religioso, místico y después de su muerte física por un camino espiritual y hasta esotérico. Su nodo norte, parte kármica y misión se ubica en su mismo signo, revelando que transitaría por fuertes lecciones de desapego, y una lucha por establecer un gran control y dominio de si mismo. Como un escorpiano típico, José Gregorio, apasionado de su profesión y con una inquebrantable vocación religiosa, no le temía a la muerte, su misión lo llevó a un estrecho vínculo con ella, donde innumerables veces salió victorioso. Aún después de fallecido, a 95 años de su muerte, continúa venciéndola en cada testimonio, en la fe que le profesan, en sus milagros, en sus aportes a la ciencia, en las múltiples anécdotas y en lo que sus “mediums” o canales dicen recibir de él. Saturno, planeta que representa una especie de voz de la conciencia, ubicado en el signo de las relaciones, Libra, le llevó a practicar un enorme sentido de responsabilidad con la gente, no solo con sus pacientes, sino con su familia, ubicó  a sus padres y educó a hermanos y sobrinos. Mercurio, planeta de comunicadores, también en Libra, lo llevó a compartir sus conocimientos y el producto de sus investigaciones.

Con el impulso de Júpiter y Venus, planetas de lo filosófico y de la armonía en Sagitario, el signo de traspasar las fronteras, publicó sus avances médicos y sus conceptos de Filosofía;  viajó a Europa, para entregarse a sus 2 grandes amores: la medicina y la religión. La luna, su mundo emocional, en Virgo, el signo de la exigencia y el servicio, señalan su entrega a la minuciosidad científica, su éxito como docente y la habilidad con que llevó su devoción a la práctica: fundó la 1a cátedra de Bacteriología de Venezuela y luego de culminar estudios en París, regresa con equipos para el Laboratorio del Hospital Vargas. Ya jubilado de su profesión, Fray Marcelo, nombre que obtuvo cuando nació en la vida religiosa en Italia, pasó por la ineludible experiencia kármica de una nueva renuncia, asumiendo con lucidez una profunda muerte simbólica, deja su carrera religiosa por trastornos de salud para regresar a su tierra natal.

Marte, planeta de acción y energía se encontraba retrógrado en el signo del pensamiento, del transporte y de los desplazamientos, Géminis, en su carta natal, dándole una gran pasión por sus ideas. El 29 de Junio de 1919, Marte en su faceta violenta pasó por encima del Marte de esa carta natal y se ubicó al lado de Urano el planeta de los sorpresivo, y José Gregorio muere víctima de un accidente, con el único vehículo que existía en Caracas. En 1949 se abrió el proceso de su canonización en el Vaticano y en el 85, le fue otorgado el grado de Venerable. Hoy en Venezuela y el mundo entero, podemos afirmar que la intensa aura magnética de un ave fénix, renace poderosa de su contacto con la muerte, la misión de José Gregorio aun no ha terminado….

@AlbanelaRavelo

 

Anuncios

Los Cuatro Momentos Mágicos

Los Cuatro Momentos Mágicos: las 4 estaciones

El Universo está en continuo y permanente movimiento, nuestro planeta La Tierra, gira sobre su eje en una rotación de 24 horas (duración de un día terrestre), y en una traslación de órbita alrededor del Sol, de 365 días (duración de un año terrestre). Es increíblemente significativo que nuestro planeta esté inclinado 23 grados y medio, trayendo como consecuencia que varíe la forma en que es iluminado por el Sol. La eclíptica es la intersección en el cielo, del plano de la órbita de La Tierra con la bóveda celeste; es el camino del Sol en el cielo por el que también se mueven los planetas.

Estos acontecimientos astronómicos, impactan la vida en la Tierra, determinan ritmos, estaciones, el crecimiento de las plantas, la evolución del mundo animal, así como también, la organización de sociedades humanas enteras, sus costumbres, tradiciones, vestimentas o en resumen, su Cultura.

Esta razón científica produce efectos que se traducen en 4 momentos mágicos en la Tierra. En determinadas épocas, el Sol ilumina mas al hemisferio norte que al hemisferio sur, nosotros en Venezuela estamos ubicados en el hemisferio norte, entonces, cerca del 21 de junio de cada año, el Sol entra al signo de Cáncer, aparenta estar en lo mas alto del cielo, al mediodía está directamente sobre nosotros, calienta mas, los días se vuelven mas largos que las noches, y por eso en esa fecha se inicia el Solsticio de Verano. Solsticio significa “el Sol de detiene”, aparenta dejar de subir o de bajar pero el Sol no se mueve es la Tierra con su inclinación de 23 grados y medio lo que provoca el ciclo. Poco a poco cambia el esquema hasta llevarnos al extremo opuesto, 6 meses después el Sol ilumina mas al hemisferio sur que al norte, aparenta estar en lo mas bajo, y las noches son mas largas que los días, eso ocurre cerca del 21 de diciembre de cada año, fecha en que se inicia el Solsticio de Invierno. Cuando el Sol alcanza su máxima distancia o declinación del ecuador celeste entrando al signo de Capricornio.

Uno de los momentos en que el Sol ilumina de igual forma en el hemisferio norte y en el sur , es cerca del 20 de marzo de cada año, cuando se inicia el año astrológico, y cuando el Sol entra en el signo de Aries, es el Equinoccio de Primavera.

Se produce un encanto especial en el planeta, la naturaleza inicia su renovación para alcanzar el clímax del esplendor. Equinoccio significa “noche igual”, por eso el día y la noche duran lo mismo en todo el planeta. El otro momento es el Equinoccio de Otoño cuando el Sol entra al signo opuesto Libra, cerca del 23 de septiembre de cada año. Los equinoccios son los 2 puntos de intersección entre la eclíptica y el ecuador celeste. Cuando el Sol está exactamente sobre el ecuador celeste.

En el mundo entero, se celebran fiestas y rituales para cada uno de ellos, desde la antigüedad hasta el presente, siendo el mas popular de estos tiempos, la celebración del espíritu de la Navidad que corresponde a la llegada del Solsticio de Invierno.

El Momento 1: Primavera, Aries (asociado a La Pascua, la resurrección de Jesucristo) es propicio para rituales de nacimientos e inicios.

El Momento 2: Verano, Cáncer (asociado a San Juan) es propicio para rituales de “limpieza” (cuerpo y casas), prosperidad (espiritual y material).

El Momento 3: Otoño, Libra (asociado a San Miguel) es propicio para rituales de amor.

El Momento 4: Invierno, Capricornio (asociado a la Navidad) es propicio para rituales de “siembra” (peticiones para el año nuevo).

La Carta Astral y los ciclos kármicos

La Carta Astral Natal y los ciclos kármicos

La carta astral es un mapa que traza el astrólogo, a partir de la fecha, hora y lugar de nacimiento de personas, eventos o empresas, y que describe qué estaba pasando en la bóveda celeste en ese momento específico, visto desde ese lugar en particular. El lenguaje que la conforma, son los siguientes símbolos: a) los 12 signos del zodíaco como escenario y pautas de energía, b) las 12 casas como terrenos que delinean experiencias y personalidad (el ascendente), c) los planetas como actores energéticos y d) los aspectos como puntos de interacción y dinamismo. Este mapa está en continuo movimiento, así como nuestras vidas, así como el Universo. Conocerlo es primordial para escoger qué vamos a hacer con él, y por ende con nuestras fortalezas y debilidades. Si todo lo que tiene vida toma el sello de su nacimiento, entonces la carta natal, es un marco de acción, es una referencia y al mismo tiempo una correlación entre el macrocosmos, que es el Universo y del cual formamos parte, y del microcosmos que somos nosotros; es el reflejo de nuestra psiquis. Mas allá de predecir la fortuna, la carta astral es una guía práctica, una herramienta de trabajo, que nos permite identificar, comprender, orientar, relacionar y sintonizar: a nosotros mismos y al ritmo externo que acompaña nuestro desarrollo; es el medio que nos ayuda a asimilar de una manera mas consciente lo que somos y lo que podemos llegar a ser.

La astrología kármica incluye los “nodos lunares”, puntos que señalan la experiencia aprendida en encarnaciones pasadas y la que necesitamos conocer en esta vida para crecer y evolucionar; ellos son una especie de túnel del tiempo. La Luna al igual que otros cuerpos planetarios, en su recorrido por el espacio, describe una elipse. La Luna en su recorrido alrededor de la Tierra, intercepta la eclíptica (banda que contiene los signos del zodíaco y sobre la cual se mueve el Sol y los planetas), los puntos donde se unen, representan los nodos lunares. La Luna da la vuelta completa a la Tierra cada 28 días y aunque se ve y estudia en los calendarios astrológicos en cada signo cada 2 días, ella va marcando un recorrido en el Cielo que se proyecta a dos signos opuestos del zodíaco. Ella va avanzando en los grados de esos signos, minutos en el transcurso de días y 2 grados aproximadamente por mes, eso suma un año en el mismo signo del zodíaco y tarda 18 años en dar la vuelta completa. De allí se toman los ciclos kármicos, a los 18, 36, 54 y 72 años en la vida de las personas. También, los ciclos intermedios a los 27, 45, 63 y 81 años, edades donde vivimos experiencias ineludibles, donde sentimos esa ley de causa y efecto con mayor intensidad, donde las circunstancias no se dan por casualidad y representan un reto, un desafío, que debemos afrontar para aprender, cumplir nuestra misión y salir exitosos, satisfechos y fortalecidos. Se asuma o no la reencarnación, señalan el aspecto y las relaciones en esta vida donde fluiremos como peces en el agua y el aspecto y las relaciones que nos son desconocidos, y donde hay que concentrar energías para crecer y triunfar. Y Uds.? Ya conocen su misión? Sin duda, manejar esta información nos conduce a ser hacedores de un mejor destino.